Tienes la posibilidad de adentrarte en la naturaleza y admirar uno de los muchos espectáculos hermosos que ésta te brinda: la berrea. Esta exhibición se repite cada año cuando se acaba el verano, llenando los bosques y nuestros alrededores de una banda sonora particular.

A mediados del mes de septiembre los ciervos machos adultos presentan su punto de máximo esplendor y las ciervas, por su parte están preparadas para concebir. Con la llegada de la época estival, empiezan a escucharse los primeros berridos, dando comienzo al período del celo.

Durante este período los árboles se llenas de marcas de los cuernos de los machos y éstos comienzan a marcar su territorio mientras llenan dehesas y bosques de un sonido característico con la intención de atraer las hembras. Se emplean todo lo posible para demostrar su superioridad y fuerza con respecto a los demás ciervos para atraer al mayor número de ciervas. Este berrido es un sonido gutural inconfundible, que fascina a quienes tienen la ocasión de escucharlo.

Los machos dominantes mantienen su nivel de excitación sexual a través de la propagación y réplica de los berridos. Si otro ciervo entra en el territorio de un macho dominante, comenzarán las disputas. Los dos machos competirán y lucharán entre sí con las cuernas para no permitir que el otro pueda fecundar a sus hembras, chocando violentamente las cornamentas. Tras estas luchas, comenzará el proceso de apareamiento para que, ocho meses más tarde, las ciervas den a luz a los cervatillos.

Ahora tienes la oportunidad de ser testigo de uno de los acontecimientos más hermosos de la naturaleza de la mano de Casa Rural Obejuelo. Forma parte de este acontecimiento  en el que los sonidos se mezclan y dan lugar a un ambiente mágico que merece la pena vivir.

Indíquenos cuando quiere hacer la visita y nuestro equipo se pondrá en contacto con usted a la mayor brevedad posible.














629538360